El tiempo en la ciudad

Turismo Religioso: Estancia Jesús María

Fue construida en 1618 y es la segunda edificada por la Compañía de Jesús.



La estancia Jesús María -hoy convertida en el Museo Jesuítico Nacional- es uno de los lugares obligados a visitar en las Sierras Chicas de Córdoba. Inicialmente estuvo dedicada a la producción vitivinícola y fue el segundo núcleo productivo de la región.

El museo posee objetos religiosos y una colección de arqueología que gira en torno a los dioses que tenían los pueblos originarios de la región. También tiene una muestra permanente sobre la memoria de la Ruta del Esclavo de la UNESCO.
En 1620 trabajaban aborígenes asalariados y cerca de 300 esclavos comprados en el puerto de Buenos Aires. 
Durante el año, en la estancia-museo se organizan conferencias y seminarios entre otras actividades, sin embargo, las visitas guiadas están entre las preferidas de los turistas.

A nivel arquitectónico, la estancia se conserva prácticamente original y se pueden recorrer los restos de los antiguos molinos, perchel, tajamar -dique artificial-, y la bodega. El vino que se producía allí llegó a tal grado de calidad y desarrollo que su fama trascendió las fronteras y dura hasta nuestros días. Se elaboraba "el lagrimilla", una infusión tan exquisita que llegó a convertirse en el primer vino americano degustado en la mesa real de Felipe V en Madrid.

QUIERO IR!

La Estancia Jesús María se encuentra a 4 km al norte de la estancia de La Caroya, siguiendo por la Ruta Nacional 9. Por allí pasaba el Camino Real hacia la capital del Virreinato del Río de la Plata.
Se puede visitar de martes a viernes de 8 a 19 hs y los sábados, domingos y feriados de 10 a 18 hs con entrada libre y gratuita.

Si viajas a Córdoba, comprá aquí tu pasaje.

Crédito Imagen: Prensa Córdoba